Sur Astronómico

Miércoles 21 de octubre de 2020 18:31 UT - Día Juliano 2459144

20 Millones de Observaciones

AAVSO
Martes 22 de febrero de 2011
Noticias
20 Millones de Observaciones

Boston, USA, 22 de febrero de 2011 -- Un proyecto de ciencia ciudadana en desarrollo desde hace más de 100 años alcanzó un punto clave el 19 de febrero, cuando un astrónomo aficionado contribuyó con la observación número 20 millones de una estrella variable.

Una estrella variable cambia de brillo con el tiempo. Los registros de esos cambios se pueden usar para revelar los procesos astrofísicos dentro de los sistemas estelares en evolución. Al disponer de una base de datos que recopila registros de más de cien años de antigüedad, los astrónomos de estrellas variables tienen acceso a una fuente de información sin comparación en la astronomía.

"El estudio a largo plazo de las variaciones de brillo de las estrellas es clave para entender cómo las estrellas funcionan y el impacto que tienen en sus entornos. Los nobles esfuerzos de los comprometidos voluntarios de AAVSO juegan un rol importante en la astronomía y ayudan a expandir el conocimiento humano", dijo el doctor Kevin Marvel, Director Ejecutivo de la American Astronomical Society (Sociedad Astronómica de América).

Los astrónomos aficionados han venido registrando los cambios de brillo de las estrellas por siglos. La base de datos más grande del mundo pertenece a la American Association of Variable Star Observers (Asociación Americana de Observadores de Estrellas Variables, AAVSO) y fue creada en 1911, lo cual la convierte en uno de los proyectos de ciencia ciudadana más antiguos del mundo en continuo funcionamiento.

"Debido a que algunas estrellas variables son impredecibles y/o cambian su brillo en escalas temporales muy largas, no es práctico para los astrónomos profesionales observarlas cada noche. Por lo tanto, se ha convocado a los aficionados para llevar un registro de estas estrellas en nombre de los profesionales", dijo el Dr. Jaime García, Presidente de AAVSO y profesor en la Fundación Islas Malvinas.

La observación 20.000.000 fue realizada por el Dr. Franz-Josef "Josch" Hambsch, de Bélgica. Fue una observación de GV Andromedae, que pertenece a una clase de estrellas pulsantes más viejas y más pequeñas que nuestro Sol. "Me gustan estas estrellas porque uno puede ver su ciclo completo de variación en una sola noche. No hubo muchas observaciones de esta estrella en particular en los últimos tiempos, por eso es que la estoy siguiendo", dijo Hambsch, quien es, además, miembro de la agrupación de estrellas variables belga Werkgroep voor veranderlijke sterren (WVS).

La AAVSO actualmente recibe estimas de brillo de estrellas variables de alrededor de 1.000 astrónomos aficionados por año. No se necesita tener un equipo especial. Algunas estrellas variables son lo suficientemente brillantes como para ser observadas a simple vista, mientras que otras requieren de equipamiento más sofisticado. Además, la AAVSO posee una red de seis telescopios robóticos que están disponibles sin costo alguno para sus miembros.

Realizar una estima de brillo de una estrella variable es un procedimiento que puede llevar bastante tiempo y requiere de un entrenamiento cuidadoso. El observador debe identificar la estrella en el cielo y luego comparar su brillo con el de otras estrellas cercanas cuyo brillo es constante. El proceso puede tomar desde menos de un minuto hasta varias horas por estima, pero típicamente lleva unos cinco minutos. A ese ritmo, los observadores han invertido el equivalente a unas 28.000 horas de tiempo en recolectar  observaciones para la base de datos. Asumiendo un salario medio actual de U$S 33.000, sería aproximadamente el equivalente a 26 millones de dólares de tiempo donado si todas las observaciones se reportasen hoy.

"La realidad es que estas observaciones son invalorables. Esta base de datos atraviesa varias generaciones e incluye datos que no se pueden reproducir en ningún otro lado. Si un astrónomo quiere conocer la historia de una estrella en particular, se pone en contacto con la AAVSO", dijo el Director de AAVSO, Dr. Arne Henden.

La Base de Datos Internacional de la AAVSO está disponible para todo el público en general a través de su sitio web (www.aavso.org), donde es consultada cientos de veces por día. La AAVSO fue fundada en 1911, originalmente como parte del Harvard College Observatory (Observatorio del Colegio Harvard). Independiente desde 1954, la misión de la organización es coordinar, recolectar y  distribuir  datos de estrellas variables para apoyar la educación e investigación científica.

AAVSO

Hay cientos de miles de estrellas variables visible desde la Tierra, la mayoría de las cuales residen en nuestra galaxia, la Vía Láctea. Una curva de luz es un gráfico del brillo de una estrella a través del tiempo. Ilustración de Nico Camargo (www.nicocamargo.com) disponible para su uso sin cargo (créditos: Nico Camargo y AAVSO).

Boston, USA, 22 de febrero de 2011 -- Un proyecto de ciencia ciudadana en desarrollo desde hace más de 100 años alcanzó un punto clave el 19 de febrero, cuando un astrónomo aficionado contribuyó con la observación número 20 millones de una estrella variable.
Una estrella variable cambia de brillo con el tiempo. Los registros de esos cambios se pueden usar para revelar los procesos astrofísicos dentro de los sistemas estelares en evolución. Al disponer de una base de datos que recopila registros de más de cien años de antigüedad, los astrónomos de estrellas variables tienen acceso a una fuente de información sin comparación en la astronomía.
"El estudio a largo plazo de las variaciones de brillo de las estrellas es clave para entender cómo las estrellas funcionan y el impacto que tienen en sus entornos. Los nobles esfuerzos de los comprometidos voluntarios de AAVSO juegan un rol importante en la astronomía y ayudan a expandir el conocimiento humano", dijo el doctor Kevin Marvel, Director Ejecutivo de la American Astronomical Society (Sociedad Astronómica de América).
Los astrónomos aficionados han venido registrando los cambios de brillo de las estrellas por siglos. La base de datos más grande del mundo pertenece a la American Association of Variable Star Observers (Asociación Americana de Observadores de Estrellas Variables, AAVSO) y fue creada en 1911, lo cual la convierte en uno de los proyectos de ciencia ciudadana más antiguos del mundo en continuo funcionamiento.
"Debido a que algunas estrellas variables son impredecibles y/o cambian su brillo en escalas temporales muy largas, no es práctico para los astrónomos profesionales observarlas cada noche. Por lo tanto, se ha convocado a los aficionados para llevar un registro de estas estrellas en nombre de los profesionales", dijo el Dr. Jaime García, Presidente de AAVSO y profesor en la Fundación Islas Malvinas.
La observación 20.000.000 fue realizada por el Dr. Franz-Josef "Josch" Hambsch, de Bélgica. Fue una observación de GV Andromedae, que pertenece a una clase de estrellas pulsantes más viejas y más pequeñas que nuestro Sol. "Me gustan estas estrellas porque uno puede ver su ciclo completo de variación en una sola noche. No hubo muchas observaciones de esta estrella en particular en los últimos tiempos, por eso es que la estoy siguiendo", dijo Hambsch, quien es, además, miembro de la agrupación de estrellas variables belga Werkgroep voor veranderlijke sterren (WVS).
La AAVSO actualmente recibe estimas de brillo de estrellas variables de alrededor de 1.000 astrónomos aficionados por año. No se necesita tener un equipo especial. Algunas estrellas variables son lo suficientemente brillantes como para ser observadas a simple vista, mientras que otras requieren de equipamiento más sofisticado. Además, la AAVSO posee una red de seis telescopios robóticos que están disponibles sin costo alguno para sus miembros.
Realizar una estima de brillo de una estrella variable es un procedimiento que puede llevar bastante tiempo y requiere de un entrenamiento cuidadoso. El observador debe identificar la estrella en el cielo y luego comparar su brillo con el de otras estrellas cercanas cuyo brillo es constante. El proceso puede tomar desde menos de un minuto hasta varias horas por estima, pero típicamente lleva unos cinco minutos. A ese ritmo, los observadores han invertido el equivalente a unas 28.000 horas de tiempo en recolectar  observaciones para la base de datos. Asumiendo un salario medio actual de U$S 33.000, sería aproximadamente el equivalente a 26 millones de dólares de tiempo donado si todas las observaciones se reportasen hoy.
"La realidad es que estas observaciones son invalorables. Esta base de datos atraviesa varias generaciones e incluye datos que no se pueden reproducir en ningún otro lado. Si un astrónomo quiere conocer la historia de una estrella en particular, se pone en contacto con la AAVSO", dijo el Director de AAVSO, Dr. Arne Henden.
La Base de Datos Internacional de la AAVSO está disponible para todo el público en general a través de su sitio web (www.aavso.org), donde es consultada cientos de veces por día. La AAVSO fue fundada en 1911, originalmente como parte del Harvard College Observatory (Observatorio del Colegio Harvard). Independiente desde 1954, la misión de la organización es coordinar, recolectar y  distribuir  datos de estrellas variables para apoyar la educación e investigación científica.Boston, USA, 22 de febrero de 2011 -- Un proyecto de ciencia ciudadana en desarrollo desde hace más de 100 años alcanzó un punto clave el 19 de febrero, cuando un astrónomo aficionado contribuyó con la observación número 20 millones de una estrella variable.

Una estrella variable cambia de brillo con el tiempo. Los registros de esos cambios se pueden usar para revelar los procesos astrofísicos dentro de los sistemas estelares en evolución. Al disponer de una base de datos que recopila registros de más de cien años de antigüedad, los astrónomos de estrellas variables tienen acceso a una fuente de información sin comparación en la astronomía.

"El estudio a largo plazo de las variaciones de brillo de las estrellas es clave para entender cómo las estrellas funcionan y el impacto que tienen en sus entornos. Los nobles esfuerzos de los comprometidos voluntarios de AAVSO juegan un rol importante en la astronomía y ayudan a expandir el conocimiento humano", dijo el doctor Kevin Marvel, Director Ejecutivo de la American Astronomical Society (Sociedad Astronómica de América).

Los astrónomos aficionados han venido registrando los cambios de brillo de las estrellas por siglos. La base de datos más grande del mundo pertenece a la American Association of Variable Star Observers (Asociación Americana de Observadores de Estrellas Variables, AAVSO) y fue creada en 1911, lo cual la convierte en uno de los proyectos de ciencia ciudadana más antiguos del mundo en continuo funcionamiento.

"Debido a que algunas estrellas variables son impredecibles y/o cambian su brillo en escalas temporales muy largas, no es práctico para los astrónomos profesionales observarlas cada noche. Por lo tanto, se ha convocado a los aficionados para llevar un registro de estas estrellas en nombre de los profesionales", dijo el Dr. Jaime García, Presidente de AAVSO y profesor en la Fundación Islas Malvinas.

La observación 20.000.000 fue realizada por el Dr. Franz-Josef "Josch" Hambsch, de Bélgica. Fue una observación de GV Andromedae, que pertenece a una clase de estrellas pulsantes más viejas y más pequeñas que nuestro Sol. "Me gustan estas estrellas porque uno puede ver su ciclo completo de variación en una sola noche. No hubo muchas observaciones de esta estrella en particular en los últimos tiempos, por eso es que la estoy siguiendo", dijo Hambsch, quien es, además, miembro de la agrupación de estrellas variables belga Werkgroep voor veranderlijke sterren (WVS).

La AAVSO actualmente recibe estimas de brillo de estrellas variables de alrededor de 1.000 astrónomos aficionados por año. No se necesita tener un equipo especial. Algunas estrellas variables son lo suficientemente brillantes como para ser observadas a simple vista, mientras que otras requieren de equipamiento más sofisticado. Además, la AAVSO posee una red de seis telescopios robóticos que están disponibles sin costo alguno para sus miembros.

Realizar una estima de brillo de una estrella variable es un procedimiento que puede llevar bastante tiempo y requiere de un entrenamiento cuidadoso. El observador debe identificar la estrella en el cielo y luego comparar su brillo con el de otras estrellas cercanas cuyo brillo es constante. El proceso puede tomar desde menos de un minuto hasta varias horas por estima, pero típicamente lleva unos cinco minutos. A ese ritmo, los observadores han invertido el equivalente a unas 28.000 horas de tiempo en recolectar  observaciones para la base de datos. Asumiendo un salario medio actual de U$S 33.000, sería aproximadamente el equivalente a 26 millones de dólares de tiempo donado si todas las observaciones se reportasen hoy.

"La realidad es que estas observaciones son invalorables. Esta base de datos atraviesa varias generaciones e incluye datos que no se pueden reproducir en ningún otro lado. Si un astrónomo quiere conocer la historia de una estrella en particular, se pone en contacto con la AAVSO", dijo el Director de AAVSO, Dr. Arne Henden.

La Base de Datos Internacional de la AAVSO está disponible para todo el público en general a través de su sitio web (www.aavso.org), donde es consultada cientos de veces por día. La AAVSO fue fundada en 1911, originalmente como parte del Harvard College Observatory (Observatorio del Colegio Harvard). Independiente desde 1954, la misión de la organización es coordinar, recolectar y  distribuir  datos de estrellas variables para apoyar la educación e investigación científica.

 
1 + 2 = ingrese el valor del cálculo.
 
La dirección de email no será publicada y no es requerida.
ENVIAR
Ronny Valdivia - Lima · 26/02/2011 22:11 UT
Yo tambien les digo felicitaciones .... AAVSO y qe siga asi la observacion
Martín Mocellini Campomar - Capital Federal · 24/02/2011 17:50 UT
Felicitaciones también y mis mayores respetos a todos los que conforman AAVSO dado que llegar a 100 años de "ciencia ciudadana" implica un ejemplo educativo y un hito en la historia de la ciencia.
Alejandro Tombolini - Capital Federal · 23/02/2011 23:18 UT
La mayor de las felicitaciones a todos los que contribuyen pacientemente con estas observaciones y en especial al gran Seba!