Sur Astronómico

Viernes 3 de abril de 2020 05:11 UT - Día Juliano 2458943

Bautizando Cráteres

Sophie le Comte
Lunes 7 de abril de 2014
Noticias

El estudio de la geografía de la luna comienza realmente con el invento del telescopio de Galileo. Hasta ese momento, astrónomos como Anaxágoras (500 a.C) y Demócrito (450 a.C.) habían considerado que la geografía lunar era muy parecida a la terrestre, con valles y montañas, pero las observaciones detalladas de las perturbaciones lunares tuvieron que esperar hasta el siglo XVII para ser relevadas con maestría y exactitud.

El primer mapa lunar realizado en este sentido corresponde a Galileo, que dibujó en 1610 diversas montañas, midiendo trigonométricamente sus alturas.

Van Langren fue el primero en proponer una nomenclatura para su mapa lunar, que contenía una serie de montañas y cráteres, con nombres de santos y nombres de la realeza católica para las montañas y para los cráteres nombres de científicos. Esta nomenclatura no se mantuvo.

Van Langren
Van Langren

Recién en 1647, en un mapa lunar dibujado por Johannes Hevelius, se muestra la geografía lunar con gran detalle. Hevelius fue el primero en nombrar en su mapa los cráteres y los mares con nombres de la geografía terrestre y la mitología de los cuales se mantuvieron algunos, pero es al jesuita Giovanni Battista Riccioli a quien le debemos la mayoría de las denominaciones actuales. Riccioli, publica con la ayuda de Grimaldi en 1651 diseños lunares mucho más exactos que los de sus predecesores. Describe 600 machas lunares y les da nombres de astrónomos y matemáticos, aunque con algunas trazas de los nombres anteriores de Hevelius de los cuales sólo se conservan los nombres Mares, Apeninos, Alpes y Cáucaso. Estas denominaciones y las incorporadas por Riccioli son las que aún hoy se usan universalmente.

Johannes Hevelius
Hevelius

Riccioli fue un astrónomo y geógrafo nacido en Ferrara en 1598 y muerto en Bologna en 1661. Entre sus múltiples logros está haber vislumbrado los anillos de Saturno y reconocer en Mizar el primer ejemplo de estrella doble.

Encargado por sus superiores de demostrar la falsedad del sistema de Copérnico y de las doctrinas de Kepler, lo hizo sin convicción, y en su Almagestum novum (1651) proclamó que el sistema de Copérnico era el más bello y el más sencillo mientras fuese considerado como una hipótesis.

El sistema que Riccioli propone no es aceptado. Su hipótesis trata de explicar la irregularidad del movimiento de la luna, ya que para él, el sol, la luna, Júpiter y Saturno giran alrededor de la Tierra y Mercurio, Venus y Marte son satélites del sol.

Riccioli
Riccioli

Con su constante actividad de tratadista e investigador, los estudios astronómicos tuvieron un gran impulso en la época.

Gran conocedor de la historia de la astronomía para sus bautismos de tierras y mares usó nombres de fenómenos naturales (Mar de las Nubes, Mar de la Serenidad, Mar del Frío, Mar Sereno y para las tierras sus opuestos, Tierra de Calor, Tierra de la Vitalidad) y para los cráteres lunares, agrupó a los personajes de la astronomía y ciencias y los ubicó por épocas en los diferentes octantes (divisiones de la luna). Así quedan agrupados los hombres de ciencia de la Grecia antigua, de la Roma antigua y cieníficos escritores y filosofos europeos y árabes de la Edad Media. Hay un octante completo dedicado a Galileo, Kepler y Copérnico. Lo que sorprende y deja una incógnita sobre las reales creencias y discrepancias de sus teorías enfrentadas a las de su época es la cercanía en la que ubicó al crater con su nombre al de Copérnico.


 
1 + 2 = ingrese el valor del cálculo.
 
La dirección de email no será publicada y no es requerida.
ENVIAR

Sea el primero en dejar su comentario.