Sur Astronómico

Lunes 24 de julio de 2017 22:30 UT - Día Juliano 2457959

El 2016 se extenderá un segundo más

Enzo De Bernardini
Miércoles 28 de diciembre de 2016
Noticias

El planeta Tierra no rota de manera uniforme, y la tendencia es la desaceleración de la rotación, principalmente por el efecto de frenado causado por las mareas. Se ha determinado que el ritmo es de alrededor de 1.4 milisegundos por día, lo que causa que el tiempo medido utilizando la rotación de la Tierra se retrase con respecto al tiempo medido con relojes atómicos. Estudios modernos indican que fue aproximadamente en 1820 cuando el día solar medio equivalía a 86400 segundos, y se ha incrementado, por la desaceleración de la Tierra, en unos 2 milisegundos desde aquel momento: actualmente el día tiene una duración aproximada de 86400.002 segundos, en vez de exactamente 86400 segundos. Durante el curso de un año esta diferencia llega a acumular poco menos de 1 segundo, diferencia que se compensa con la inserción de un segundo intercalar cada cierto tiempo.

La observación de la rotación de la Tierra es llevada adelante por el Very Long Baseline Interferometry (VLBI) utilizando técnicas de interferometría. Estas técnicas se basan en la observación simultánea de un objeto lejano (como un quasar) por medio de varios radiotelescopios separados por grandes distancias. Las diferentes señales son combinadas luego utilizando sus correspondientes índices de tiempo relacionados con las señales adquiridas gracias a relojes atómicos, emulando así lo que sería un telescopio de un tamaño igual a la máxima separación entre dos individuales. La escala de tiempo basada en estas observaciones se denomina UT1. Por las diversas fluctuaciones irregulares en la tasa de rotación de la Tierra se decidió en 1972 reemplazar el sistema UT1 como escala de tiempo de referencia (ya que no es uniforme) por el Tiempo Universal Coordinado (Coordinated Universal Time, UTC), la cual se deriva del Tiempo Atómico Internacional (Temps Atomique International, TAI) calculado por el Bureau International des Poids et Mesures (BIPM) utilizando una red mundial de relojes atómicos. UTC es actualmente la base de todas las actividades mundiales.

La comunidad científica decidió mantener la diferencia entre UT1 (tiempo derivado de las observaciones de la rotación de la Tierra) y UTC (tiempo derivado de la red de relojes atómicos) en menos de 0.9 segundos, para asegurar la proximidad entre la escala del tiempo físico y el astronómico. Por este motivo, para mantener el valor de UT1-UTC por debajo de 0.9 segundos, se implementa la suma (o resta, pero ese nunca ha sido el caso) de 1 segundo en el último día de junio o diciembre, el cual se denomina segundo intercalar. El último segundo intercalar añadido fue el 30 de junio de 2015 y el próximo será el 31 de diciembre de 2016, siendo la secuencia del evento la siguiente:

Fecha UTC   Tiempo UTC
2016-12-31  23:59:59
2016-12-31  23:59:60 Segundo Intercalar
2017-01-01  00:00:00
2017-01-01  00:00:01

Como puede verse, el último minuto del último día de diciembre tendrá 61 segundos en vez de 60 segundos. Luego de la introducción de este segundo extra la diferencia entre UTC-TAI será de -37 segundos. No debe caerse en la confunsión de que la adición de un segundo extra cada pocos años compensa un retraso de un segundo en la rotación de la Tierra en también pocos años, ya que ese no es el caso: el segundo intercalar compensa la diferencia acumulada entre los dos sistemas de medición desde que el día medio equivalía exactamente a 86400 segundos hasta nuestros días donde es de unos 86400.002 segundos.

¡Feliz Segundo Intercalar!


 
1 + 2 = ingrese el valor del cálculo.
 
La dirección de email no será publicada y no es requerida.
ENVIAR

Sea el primero en dejar su comentario.